miércoles, 29 de mayo de 2013

La primera noche con el bebé

Siempre había imaginado que las primeras horas junto al nuevo miembro de la familia serian maravillosas. Y no me equivoque. Junto a esa emoción de ver la cara de tu bebé y poder cogerlo por fin en brazos llego la incertidumbre y en algunos casos la estresante "primera noche juntos".



La primera noche del bebé

La primera noche del bebé puede ser tranquila o muy agitada (como fue mi caso). Hay bebés que con el gran trabajo del parto quedan agotados y duermen como angelitos, solo se despiertan cuando necesitan comer.

En otras ocasiones los bebés se encuentran nerviosos e incómodos y no paran de llorar. Esto se debe a que hasta hace solo unas horas se encontraban en un lugar protegido, caliente, tranquilo y ahora se encuentran en un lugar desconocido con ruido, gente que les coge y mucha luz. 
También es posible que si la elección de los padres es la lactancia materna, la leche tarde un poco en subir o el bebé aun no sepa bien como alimentarse y los llantos sean continuos. No hay que desesperar, las matronas y enfermeras no ayudaran a enseñar al bebé y en caso de que fuera necesario nos ayudaran a darle una ayudita con leche administrada con una jeringuilla.
Yo sufrí este ultimo caso y reconozco que tras 48 horas sin poder cerrar los ojos llegue a desesperarme. Pero esto me sirvió para aprender que los bebés no lloran porque si. Siempre hay un motivo: frio,hambre,miedo,sueño,etc.. y con el tiempo vamos entendiéndolo cada vez mejor.


La primera noche de la papás

Tras el parto en el que los protagonistas fueron el bebé y la mamá llega la primera noche juntos, en este momento es cuando nosotros empezaremos a ser y sentirnos indispensables. La familia ya se ha marchado y nos quedamos a solas con nuestra recién formada familia.  

La mamá esta agotada y dolorida del parto y su movilidad esta muy reducida por los puntos y la debilidad provocada por el esfuerzo y la posible perdida de sangre. Sus sentimientos a la vez son algo contradictorios y se sientes felices de tener a su bebe al lado pero en ocasiones angustiadas por no saber por donde empezar y si estarán haciéndolo todo bien. No es de extrañar verlas felices y llorando a la vez. Tener al papá cerca sin duda la ayudan a sentirse mejor. 
El apoyo no solo deberá ser psicologico, ya que seguramente el papa se tenga que hacer cargo del bebé casi en su totalidad hasta que ella empiece a recuperar fuerzas y sentirse menos dolorida.  Tendremos la oportunidad de cambiar el primer pañal a nuestro bebé, abrazarlo e incluso hacerlo dormir junto a nuestra piel. No dejeis de hacer esto ultimo, el bebe reconoce perfectamente la voz de su papa y se relaja al sentir su piel y calor. Es un experiencia inolvidable que ayudara a reforzar el vinculo entre vosotros.

Saludos Papañales,

No hay comentarios:

Publicar un comentario